Todos los días ellas, desde la empatía y compromiso, en los comedores comunitarios no solo cocinan y entregan un plato de comida a quienes los necesitan sino que están en la primera línea de contención.
 
Sus días comienzan muy temprano preparando todo para que decenas de familias que nos necesitan tengan esa ración que los alimente el cuerpo pero nuestras cocineras y sus colaboradoras también son la escucha activa, las que reciben en una charla los pormenores de cada familia y ese plus, esa posibilidad de “prestar el oído” también alimenta.
 
Durante la mañana del viernes 8 de marzo les brindamos un reconocimiento a todas las compañeras de trabajo del edificio municipal pero al mediodía fue el turno de nuestras cocineras y colaboradoras de los comedores que hoy decidimos nosotros cocinarles a ellas y compartir un almuerzo para homenajearlas en su día y agradecerles ese compromiso social con quienes más nos necesitan, esa es nuestra esencia, para nosotros eso es #CrecerDeVerdad.